Filtrar por

Marca

Marca

Curación

Curación

Queso Manchego

Comprar Queso Manchego

Queso D.O. Manchego, seguramente uno los productos más conocidos en el mundo cuando se habla de la gastronomía española. Un queso con denominación de origen y elaborado con la leche de las ovejas de raza manchega.

Sumérjete en el mundo de Don Quijote a través del paladar.

Queso Manchego con Denominación de Origen al mejor precio

Filtros activos

Más información sobre Queso Manchego

Queso Manchego Español Denominación de Origen D.O.P. "Queso Manchego".

El queso manchego procede de la región de La Mancha y goza de Denominación de Origen Protegida. Manchego. El queso más famoso de España se elabora con leche de oveja.

Al igual que otros productos especiales como el vino, el serrano o el jamón ibérico, cada queso es único y combina las características particulares del suelo, el clima, el sol y los alimentos que consumen las ovejas en cada estación. Este queso especial conserva los sabores, los aromas y el recuerdo de tiempos pasados.

Queso manchego

El queso manchego es un queso de pasta prensada elaborado con leche de oveja de la raza manchega con un periodo mínimo de maduración de 30 días para los quesos elaborados con leche pasteurizada de no más de 1,5 kg y de 60 días para el resto de formatos.

El proceso de producción del queso manchego

Es muy similar al de otros quesos. En contra de las ideas erróneas, la producción no comienza en la quesería. Comienza con el ordeño y el enfriamiento de la leche en la propia lechería. Posteriormente, en la zona de producción, la cuajada se corta, se escurre, se moldea, se marca, se prensa, se voltea, se sala y, finalmente, el proceso más importante, el secado y la maduración. La conservación o maduración es una de las etapas más importantes en la producción del queso manchego.

Debe durar al menos 30 días si el queso pesa menos de 1,5 kg, y 60 días si pesa más de 1,5 kg. Durante esta fase, el queso debe ser girado hasta que adquiera sus características. Una de las condiciones para obtener una calidad excelente es conservar estos quesos en cámaras frigoríficas con temperaturas entre 3°C y 16°C y una humedad entre el 75% y el 100%.

Características del queso manchego

El queso manchego es probablemente el más conocido fuera de España, ya que tiene un sabor, una textura y un aroma únicos gracias a su especial proceso de maduración. Para poder determinar la calidad del queso manchego, es necesario conocer sus principales características.

Tiene una forma cilíndrica con lados planos. Mide unos 12 cm de alto, 22 cm de diámetro y pesa entre 400 g y 4 kg.

La corteza es dura y de color amarillo claro o verdoso a negro. El queso debe tener un color entre blanco y marfil.

La carcasa exterior debe tener impresiones de tipopleta en los lados y una impresión de flor en los laterales.

Debe tener un olor intenso, ácido y lechoso con una nota ligeramente picante y un sabor ligeramente ácido, picante y fuerte. Cuando degustamos un excelente queso manchego, quizá no podamos imaginar todo lo que conlleva, pero no cabe duda de que podemos disfrutar de este producto cuando lo maridamos con los mejores vinos manchegos.

Comprar queso manchego

El queso manchego es el producto de un clima duro y extremo que favorece el crecimiento de una vegetación muy rústica, el alimento de una curiosa y ancestral raza de ovejas -las manchegas- que está sometida a un control morfológico e higiénico muy estricto. Estas características dan lugar a un queso único en el mundo. Aunque hay constancia de que se ha intentado en otros lugares, dentro y fuera de nuestro país, ha sido imposible imitar tantos factores antiguos simultáneamente más allá de las fronteras de La Mancha.

Ordeño: Lo primero que hacemos es ordeñar las ovejas de la raza manchega, es decir, extraer la leche de las ubres de los animales. Puede hacerse manualmente o a máquina. A continuación, la leche se filtra y se introduce en tanques de refrigeración para bajar la temperatura a 4ºC. Debe contener al menos un 6% de grasa.

Queso manchego, cuajado y corte, cuajado y corte - La leche se introduce en cubas de cuajado donde se coagula con cuajo natural u otras enzimas que favorecen la coagulación. Durante este proceso, la temperatura se eleva a 30º C y se mantiene durante 45 minutos. Esta cuajada se corta en sucesivos cortes con una "lira" de alambre hasta obtener pequeños granos, muy parecidos al grosor de un grano de arroz.

Escurrir la cuajada - A continuación, la temperatura se eleva gradualmente hasta los 37ºC. Esto facilita la eliminación del líquido o suero, dejando sólo la parte sólida.

Moldes de queso - Una vez separado el líquido o suero de la cuajada, se coloca en moldes cilíndricos con relieves para que la "flor" quede impresa en las caras planas del queso y la "pleita" en la superficie lateral.

Queso manchego con la placa de caseína. Introducimos la placa de caseína numerada y seriada, con la que identificamos individualmente cada pieza de queso manchego.

Prensado del queso - A continuación, prensamos la pieza de queso durante varias horas para que el suero pueda eliminarse por completo, especialmente del interior de la pieza.

Volteo del queso - Después de un tiempo en la prensa, se saca la cuajada del molde -ya es un cilindro- y se invierte la posición de las superficies planas del cilindro y se procede a reinsertarlo en la prensa para prensarlo de nuevo. 

Salar la pieza de queso - Sacamos la pieza de queso de la prensa y procedemos a salarla sumergiéndola en la salmuera. La pieza se coloca en una solución de cloruro sódico durante un periodo de tiempo, normalmente entre 24 y 48 horas. También se puede salar rallando.

Secado y maduración del queso manchego - Finalmente, colocamos las piezas en lugares -cámaras, bodegas o cuevas- que tengan una humedad relativa media del 75-85% y una temperatura de 14 a 17º C, para que eliminen el exceso de agua. Actualmente, las piezas de queso se introducen en cámaras con temperatura y humedad controladas para que el queso madure adecuadamente. El periodo de maduración suele ser de entre 2 y 9 meses.

Se come como aperitivo, tapa o postre. También se utiliza habitualmente como ingrediente de muchos platos típicos manchegos. Acompaña tu cata con una copa de vino tinto de la D.O.P. La Mancha o de la D.O.P. Valdepeñas.

Don Miguel de Cervantes escribió lo siguiente en El Quijote de La Mancha:

Ayúdese ordeñando la oveja manchega a la antigua usanza y añadiendo una flor de cardo, manteniendo las especias a una temperatura de 30 grados para obtener la cuajada. Retirar de la cubeta con un bol o tocino y colocar en los moldes de pleita y presionar para escurrir. Vuelve a meterte en tu cuna y enciérrate de nuevo con todas tus fuerzas hasta dejarlos cargados de pesos durante seis horas, al final de las cuales se depositan con salmuera en el dornajo y se ahogan durante dos días. Transcurrido este tiempo, se llevarán a la secadora, donde permanecerán de vacaciones durante 60 días, haciendo la limpieza necesaria para las cosas del estómago. Al final de esto se retirarán de los jarrones para el buen andantar en la mesa de los cañones y príncipes".

El queso manchego es un queso español con denominación de origen, elaborado con leche de oveja en La Mancha. Su calidad le ha valido la certificación oficial de Denominación de Origen, otorgada por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Pesca y Alimentación. El Queso Manchego tiene un sabor único debido a su especial proceso de producción: la pasteurización con aire frío a 50°C durante sólo una hora produce un queso aromático, dulce y con un ligero sabor a nuez con una textura delicada.

El manchego es un queso español que lleva el nombre de la región de La Mancha, donde originalmente lo elaboraban los pastores para el consumo doméstico. El manchego se elabora a partir de leche de oveja no pasteurizada, con al menos la mitad de la leche cuajada antes del prensado. Se adorna con pimienta negra y ceniza de madera de roble quemada. Esto le da un sabor único en comparación con otros productos españoles.

Este queso gourmet procede de las apreciadas ovejas de La Mancha y Saltillo y se madura durante seis meses para desarrollar su característico sabor a nuez.

Este queso tiene una textura ligeramente cremosa con sabor a mantequilla. El aroma es muy fuerte, con notas de hierba fresca y mantequilla.

El queso manchego es un queso español elaborado con leche de oveja en La Mancha, la fértil llanura por la que vagaba Don Quijote. Tiene el estatus de denominación de origen especial y es el producto más conocido de La Mancha.

Dulce y mantecoso, el queso manchego tiene una textura moderadamente dura y un sabor ligeramente ácido.

El queso manchego se elabora en La Mancha desde hace siglos. Este popular queso de leche de oveja es apreciado por su sabor picante y sabroso. Envejecido a la perfección, el manchego ofrece un sabor naturalmente complejo pero suave.

Un queso manchego deliciosamente picante con un sabor más suave que la mayoría de los quesos curados. Su sabor y textura únicos lo hacen perfecto para los aperitivos o para las fiestas.

El manchego está considerado como uno de los mejores quesos de toda España. Tiene un sabor delicado, un aroma maravilloso y su color claro lo convierte en el acompañamiento perfecto para cualquier tipo de vino.

Es un queso semiduro procedente de la región de La Mancha, en el centro de España. Madura más tiempo que otros quesos y tiene un sabor intenso.

La leche se coagula y se cuece con un cultivo iniciador. El resultado es un queso blanco húmedo y fresco que se puede consumir inmediatamente. Si busca un queso de verdad, esta variedad premiada es para usted.

Elaborado con leche cruda fresca y 100% de oveja. Queso semiduro de textura blanda y cremosa, su sabor está bien equilibrado entre lo salado y lo dulce. Su masa densa tiene pequeños agujeros y una textura desmenuzable.

Preguntas frecuentes

El Manchego es un queso elaborado con leche de oveja manchega, con una curación de al menos 30 días para quesos fabricados con leche pasteurizada, y con un peso de un Kilo aproximadamente. Los formatos restantes de queso Manchego deben tener una maduración de 60 días como mínimo, pudiendo llegar a los dos años cuando son quesos de elevada maduración.

El Queso Manchego auténtico se elabora con leche de auténtica oveja manchega, y tanto la elaboración como la crianza de las ovejas ocurre en Castilla La Mancha, de ahí su nombre.

El Queso Manchego presenta un sabor particular, intenso y poco mantecoso, con cierto picor que le da su carácter único. El queso combina perfectamente con el vino tinto, pero también con el jamón.

¿Qué es el Queso Manchego?

El Manchego es un queso elaborado con leche de oveja manchega, con una curación de al menos 30 días para quesos fabricados con leche pasteurizada, y con un peso de un Kilo aproximadamente. Los formatos restantes de queso Manchego deben tener una maduración de 60 días como mínimo, pudiendo llegar a los dos años cuando son quesos de elevada maduración.

¿Porqué se le llama Manchego al queso de La Mancha?

El Queso Manchego auténtico se elabora con leche de auténtica oveja manchega, y tanto la elaboración como la crianza de las ovejas ocurre en Castilla La Mancha, de ahí su nombre.

¿Cómo es el sabor del Queso Manchego?

El Queso Manchego presenta un sabor particular, intenso y poco mantecoso, con cierto picor que le da su carácter único. El queso combina perfectamente con el vino tinto, pero también con el jamón.