Jamón Serrano

El jamón serrano es uno de los productos más demandados y valorados, debido a su excelente sabor y sus propiedades alimenticias. De buen precio pero de muy buena calidad, el serrano se puede preparar de muchísimas maneras, y de todas está buenísimo!

Filtros activos

Más información sobre Jamón Serrano

Jamón Serrano

El jamón serrano es un alimento muy reconocido fuera de España, y uno de los productos más demandados dentro de la gastronomía española. Su elaboración es relativamente fácil, ya que sólo es necesario la carne del cerdo (patas traseras o delanteras), sal y un clima o ambiente adecuado para que la carne se cure y se transforme en jamón serrano.

En algunos países europeos lo llaman “jamón secado con aire”, aludiendo a la forma de exponer y ventilar los perniles al aire de la sierra. Aquí tenemos otra clave sobre el origen de su nombre, serrano viene de sierra, ya que tradicionamente este jamón se elabora en sierras o montañas, donde el clima “serrano” se encarga de ir curando lentamente las piezas que cuelgan en las bodegas de los secaderos.

Y aunque puede calificarse de fácil la forma de curar el jamón, un buen jamón serrano tiene mucho de arte, conocimiento y tradición, y no está al alcance de cualquiera, especialmente si hablamos de curaciones artesanas y no industriales y en masa del jamón de supermercado.

El jamón serrano proviene de patas de cerdo blanco, de raza Duroc, Pietrain, Landrace o Large White. Hoy en día es incluso posible encontrar jamones elaborados a partir de cruce de razas, siempre buscando la mejor carne y que obtenga el mejor rendimiento y sabor.

Los cerdos blancos suelen crecer en establos y se alimentan de pienso casi exclusivamente, al contrario de lo que suele suceder con el cerdo ibérico, en especial el que va a ser calificado como jamón ibérico 100% de bellota, que suele vivir en semi libertad y come bellotas y otras hierbas que encuentra durante sus largos paseos diarios por las montañas de las dehesas.

Denominación de origen (D.O.)

La DO Jamón de Teruel es la única Denominación de Origen que existe para el jamón de cerdo blanco.

Indicación Geográfica Protegida (I.G.P.)

Indicación Geográfica Protegida encontramos dos a nivel de jamón serrano, una es Jamones de Serón y la otra es Jamón de Trevélez.

Hay productores de jamón serrano en muchos otros sitios, pero estos tres que además están protegidos por un consejo regulador, son los más emblemáticos o reconocidos, a pesar de que haya jamones de muy buena calidad en otros lugares.

Jamón de Trevélez

 El jamón serrano de Trevélez es un producto tradicional con una alta calidad reconocida por su (I.G.P.) Indicación Geográfica Protegida Trevélez.

Este jamón serrano procedente de pernil de cerdo blanco de la máxima calidad, de razas Landace, Large-White y Duroc-Jersey o cruces.

Se alimentan de piensos vegetales y en el proceso de curación sólo se utiliza sal marina, ningún aditivo alimentario más, lo que lo convierte en uno de los jamones más naturales que hay, además de conseguir un bajo contenido en sal.

La curación se realiza de forma totalmente natural durante un mínimo de 17 meses para los de etiqueta azul, de forma que extrae todos los sabores y aromas con mimo y cuidado.

Jamón de Teruel

El jamón serrano de Teruel es considerado uno de los mejores de España, un jamón serrano sabroso y aromático elaborado y curado en la provincia de Teruel de forma artesanal durante cientos de años, destacando como uno de los pilares de la gastronomía turolense.

El jamón de Teruel tiene poco contenido en sal y un sabor agradable, con una carne de color rojo y aspecto brillante.

La Denominación de Origen Protegida de Teruel puede aplicarse a jamón (pata trasera), o a paleta (pata delantera).

Jamón de Serón, Indicación Geográfica Protegida

 El Jamón de Serón se elabora en Almería, en la Sierra de los Filabres, y de forma exclusiva dentro del pueblo de Serón.

Estos emblemáticos jamones del sur de España proceden de cerdos de raza Duroc, Large Withe, Landrace, Blanco Belga, Pietrain o Chato Murciano, que se alimentan con pienso en granjas y una vez empieza el proceso de curado, siguen un proceso de maduración natural con el aire de la montaña.

Las piezas de jamón ya curadas pesan al menos 7 kg y el tiempo de elaboración es de al menos 16 meses.