Queso Flor de Esgueva

Los quesos Flor de Esgueva tienen una larga tradición de sabor y calidad

Flor de Esgueva

La leyenda de aquel notable queso había cruzado las seguridades de Esgueva y llegó a los oídos de un gestor financiero del queso, el señor Massanes. Un hombre aventurero que no escatimó en ir a Esguevillas de Esgueva para familiarizarse con el misterio. 

Tiempo después, la pequeña planta de elaboración de queso traída al mundo en Esguevillas de Esgueva se trasladó a la contigua Peñafiel, núcleo de la Ribera del Duero y auténtico cruce de calles y sociedades. 

A partir de ahí, apenas ha cambiado nada en Peñafiel. En realidad, ahora es Lactalis, la organización queso con más categorías de inicio en el planeta, la que produce Flor de Esgueva como lo ha hecho siempre, respecto a una fórmula familiar similar. 

Dedicados a su costumbre de creación de alta calidad, en las distintas fases de elaboración, los ases del queso cepillan los quesos, les dan una ligera ducha de aceite y los giran manualmente, de forma individual, hasta que cada pieza llega a su instantánea ideal de restauración. 

Flor de esgueva

la alegría del auténtico queso de oveja.